miércoles, 10 de agosto de 2011

sueños de cama

plantar un árbol, tener un... que caradura yo creía que escribía para mí, pero no es verdad, pues ni bien me dijeron de publicar mis poemas acepté. Lo mejor del libro fue la portada de Gregorio "Goyo" Zevallos y el prólogo de Victor Zenobi y después un sin fin de sensaciones escritas en papel de servilletas de bares.
Lo interesante es que el libro llegó a varias partes del mundo aunque no lo crean, un tal Osvaldo Pérez fue el gestor del envío y recibí banderines, notas y regalos de radios que leían mis escritos. Un cassette del programa "Mosaico" de Moscú y la voz del locutor que en un castellano champurriado decía - Está nevando en la Plaza Roja de Moscú, momento ideal para leer un poema de...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada